Spin Off 4a: Efecto Pigmalión

Entendemos como efecto Pigmalión al fenómeno en el cual se genera grandes expectativas hacia una persona por parte de un líder o quien representa autoridad en una organización, esta persona cumplirá con dichas espectativas hasta superarla en algunos casos.

Un tema importante a resaltar es la profecía autocumplida conocida en inglés como “selffulfilling prophecy”. Según esta definición el individuo que recibe el golpe de confianza por parte de la persona que representa la autoridad, internaliza esa confianza y la retribuye con resultados concretos que superan las expectativas creadas por quien ejerce autoridad. Al decir “internalizar” nos referimos a que el individuo que recibe el golpe de confianza  se ve motivado en cumplir y rebasar esas expectativas, también el jefe cambia su estilo de liderazgo hacia esta persona.

De acuerdo al artículo Pygmalion in Work Organizations (2000), el autor recomienda estrategias para que los gerentes o personas que ejerzan autoridad promuevan confianza hacia los colaboradores. En este artículo se detalla varios puntos los cuales están resumidos a continuación:

  • El Gerente o imagen de autoridad debe de estar consciente de los efectos positivos y los resultados eficaces provenientes de sus subordinados.
  • Establecer objetivos difíciles pero alcanzables, y que estos objetivos sean comunicados a sus subordinados en especial a aquellos que tienen el potencial de llevarlos a cabo
  • Reducir la incidencia de que ocurran bajas expectativas.

En otro ambito, un ejemplo muy común del Efecto Pigmalión, ocurre con nuestros hijos, siempre hay uno al que le vemos ciertas cualidades mediante las cuales creemos que va sobresalir, si el hijo tiene aptitudes con los números, vamos siempre a incentivarlo o a esperar que en la escuela sea siempre el mejor en matemáticas.  Como padres vamos a estar pendientes y a transmitirle nuestros deseos de que él sea el primero de su clase.  El efecto Pigmalion, en este caso,  es bueno pues estamos generando energía y pesamientos positivos para los hijos, pero no siempre es asi, en el caso de que nuestro hijo no sea muy bueno con los números suele pasar que no tengamos esperanzas en que apruebe con sobresaliente matemáticas y no lo motivemos a superarse.

REFERENCIAS

Kierein, N., & Gold, M. (2000). Pygmalion in Work Organizations: A Meta-Analysis.  Journal of Organizational Behavior,  21,  8, 913-928

Romero, R. (2008). El efecto Pigmalion en las empresas. Disponible en:  http://manuelgross.bligoo.com/content/view/585759/El-Efecto-Pigmalion-en-las-empresas.html

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: